Blogia
yo, de qué?

Gema

Tenía una compañera en la facultad que cada lunes nos contaba cuantos tíos le habían “entrado” durante el fin de semana, era una chica bastante insegura y creo que se reafirmaba por los chicos que estaban interesados en ella; osea un poco como a veces nos pasa a todos. Pero es que a Gema de pura inocencia se le notaba a la legua. No era la chica mas guapa de clase, tampoco la más mona, ni siquiera interesante y sin embargo siempre contaba todos los que la entraban…y eran muchos. Pero pasado un tiempo descubrimos que su idea de que la “entrara un chico” era muy subjetiva; ya que a veces contabilizaba como tal cualquiera que se le acercase y le pidiera fuego.

Esta chica, Gema, venía de un colegio privado solo para chicas ( de monjas), de manera que cuando llegó a primero de carrera, las clases mixtas, quedarse en la cafetería en vez de ir a clase, las biosangrías de los viernes y todo lo que conlleva la vida universitaria, se desató. Tardó poco en cambiar su forma de vestir, en fumar y en intentar ser una “chica mala”. Disfrutaba haciéndose la estrecha, que la invitaran a copas y mas copas, engañando al tonto de turno pensando que acabaría enrollándose con ella al final de la noche, pero muy pocos lo hacían, y el que lo hacía nunca llegaba a tocarle las tetas, porque eso estaba mal (según ella). Era lo que se dice una calientapollas de tomo y lomo. Creo que fue cuando estábamos en segundo cuando empezó a trabajar de camarera; y empezó a hacerlo para dejar de beber; ella decía que así bebía menos pues mientras trabajaba no solía ponerse mas de una copa y así se controlaba más. Recuerdo perfectamente verla tomando un botellín de cerveza un día de diario a las 10 de la mañana en la cafetería, también la recuerdo entre dos coches cerca de Moncloa metiéndose los dedos para vomitar todo el alcohol que había ingerido hasta ese momento…

Lo último que supe de Gema Que Buena Estoy Que Tetas Tengo (así la llamaba un buen amigo mío) es que estaba metida en algo relacionado con ser visitadora médica.

 

Gema, siempre fue todo lo puesto a mi, en un montón de cosas y un buen ejemplo de cómo una educación religiosa y conservadora conduce en la mayor parte de los casos a que los hijos salgan justo al contrario de lo que queremos…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Su -

Precisamente en el post de hoy, hablo de esos lunes cuando íbamos al instituto. Que si había ligado con este, que si el otro no había ido al bar de siempre..

También es verdad, que en todas partes había una Gema ;-)

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres