Blogia
Hurgando en las entrañas

Y la felicidad eras tu

Y la felicidad eras tu

 

Cuando decidí ser madre, y además madre sola, le di muchas vueltas a la idea de la renuncia, me daba miedo dejar de ser yo para convertirme en otra, en una madre, me daba miedo desaparecer yo y todos mis deseos e inquietudes. El caso es que hoy, justo un año despues de que Marco llegara a mi vida, me doy cuenta que no soy la misma que entonces porque la maternidad me ha cambiado y sin embargo sigo teniendo los mismos o quizá mas deseos e inquietudes que antes. Entonces, me doy cuenta ahora, que no se trataba de ninguna renuncia sino de una transformación. Recuerdo que tambien le daba vueltas a la idea de la felicidad, había llegado recientemente a la conclusion de que la felicidad estaba y salía de uno mismo, que no había que buscarla en los demás, y mucho menos en un hijo. Pero es hoy cuando me doy cuenta que gracias a esa transformación puedo decir que la felicidad eras tu, Marco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres